Archivo | 18:30

21 Festival de Cine Alemán

31 May

Del 4 al 9 de junio se celebra en Madrid la 21 edición del Festival de Cine Alemán. Una cita anual con la actualidad cinematográfica alemana con una escogida selección de largometrajes, cortometrajes y documentales. Podéis descargaros la programación en el siguiente enlace.

El cine alemán ha sido uno de los importantes de la historia gracias a sus innovaciones técnicas y artísticas.

Si en los comienzos, con el cine mudo, dominó el cine expresionista y, más adelante, con la popularidad de las salas de cine, las películas de misterio, será con la creación de la UFA (Universum Film AG) cuando el cine alemán se convierta en una de las mayores industrias de Europa.

Dentro de ese cine expresionista, que surgió después de la Primera Guerra Mundial basado en el simbolismo y en formas exageradas geométricamente, destacan El gabinete del doctor Caligari (1920) de Robert Wiene, Nosferatu (1920) y Amanecer (1927) de F. W. Murnau o Metrópolis (1927) de Fritz Lang. Después del expresionismo, las películas se volvieron más realistas tratando temas sociales como La caja de Pandora o Lulú (1929) de G.W. Pabst, con la estrella icónica Louise Brooks, junto con películas más experimentales como Berlín, sinfonía de una ciudad (1927) de Walter Ruttmann.

Bajo la influencia de Max Reinhardt tiene lugar el Kammerspiel o “la cámara del drama” con argumentos en torno a la vida de las personas ordinarias explorando la intimidad psicológica de los personajes. Con la llegada del sonido al final de la década de los años 20 el cine alemán vuelve a alcanzar un cénit artístico con películas como El ángel azul, interpretada por Marlene Dietrich y dirigida por Josef von Sternberg.

Con el final de la República de Weimar en 1933 y el auge de los Nazis provoca un éxodo masivo de directores como Ernst Lubitsch, Michael Curtiz, Fritz Lang, Robert Siodmak, Billy Wilder o estrellas como Peter Lorre o Dietrich. Todos ellos triunfaron en el cine norteamericano. Los nazis había tomado el control de la industria cinematográfica, utilizándola como herramienta de propaganda y expulsando a judíos y extranjeros de la industria cinematográfica alemana.

A pesar del éxodo de todo el talento técnico y artístico hay que destacar el cine de Leni Riefenstahl con El Triunfo de la voluntad (1935), documentando en el Congreso Nazi de 1934 en Nuremberg y Olympia haciéndolo, a su vez, de los Juegos Olímpicos de 1936, donde ganó Jesse Owens. El cine de Leni tenía una fuerte visual y estética increíble, ensalzando el ideario nazi, y jugando con la coreografía y la simetría. Su influencia es importantísima en todo el cine posterior.

Después de la devastación de la Segunda Guerra Mundial, surge un género con muchas similitudes con el neorrealismo italiano, pero no será hasta la irrupción en la década de los 70 con el nuevo Nuevo Cine Alemán, y directores como Rainer Werner Fassbinder, Volker Schlöndorff o Werner Herzog con la intención de construir una nueva industria fundada en la excelencia artística. Películas como Aguirre, la cólera de dios (1972) de Werner Herzog, Las amargas lágrimas de Petra Von Kant (1972) de R.W. Fassbinder, o Paris, Texas (1984) de Wim Wenders. Todas, por cierto, disponibles en la Biblioteca CRAI.

cine_espanol

No os perdáis este festival, se celebra en el Palacio de la Prensa del 4 al 9 de junio.

http://www.cine-aleman.com/

Si queréis ampliar información tenemos estupendas monografías sobre la historia del cine. Os recomendamos algunas de ellas:

 

 

 

 

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: