Archivo | 21:27

El verdadero Cyrano de Bergerac, 400 años después

6 May

Muchos hemos sido los que hemos disfrutado de Cyrano de Bergeracya sea en teatro, de la mano de la obra de 1897 de Edmond Rostand o de la película protagonizada por Gérard Depardieu (1990), incluso en la que en 1950 José Ferrer recreaba las andanzas de nuestro autor de hoy.

El caso es que no todo el mundo sabe que el protagonista de esta magnifica historia, existió en realidad. Fue un poeta, dramaturgo y pensador francés nacido en el París de 1619, hace 400 años. Hercule-Savinien de Cyrano de Bergerac escribió diferentes tipos de literatura, desde cartas a obras de teatro, poesía… Que recogían un marcado carácter que contrastaba con su época ya que era un declarado ateo que ponía en cuestión ciertos postulados del momento con frases como “Un hombre honesto no es ni francés, ni alemán, ni español, es Ciudadano del Mundo, y su patria está en todas partes”.

De sus textos se puede deducir que parte de la historia que narra Edmond Rostand en su obra de 1897 es cierta. Hercule-Savinien poseía una gran nariz de la que estaba orgulloso. También sabemos que era un poeta popular y que se batió en numerosos duelos. Incluso es cierto que existió su amada Roxan, personaje inspirado en la prima del protagonista, Catherine de Cyrano.

 

2019-05-06 21.25.59

Una de sus obras, El otro mundo, es considerada como la primera de ciencia ficción de la historia de la literatura. Narra la llegada del hombre al sol y a la luna trescientos años antes de que sucediera. En ella utiliza la existencia de unos habitantes de esos mundos para hacer una critica a la sociedad del momento, en concreto arremetía sutilmente contra la física tradicional de inspiración aristotélica, incluido el geocentrismo, y la visión antropocéntrica del lugar del hombre en la creación.

Hercule-Savinien de Cyrano de Bergerac pertenecía a una familia que logró su entrada en la pequeña nobleza gracias a las ganancias de su abuelo con el pescado. En Bergerac adquirió terrenos y de ahí su nombre. Estudió y se alistó en el ejercito, era un soldado aguerrido tal y como demuestran sus incontables luchas. Tras retirarse, estudió filosofía, se entregó a una vida de excesos y dilapidó sus recursos, teniendo que vivir bajo la protección y auspicio de personalidades como el poeta Charles Coypeau de Assoucy o el Cardenal Mazarino al que había criticado anteriormente en sus Mazarinadas. Murió joven, a los 36 años, se cree que de las heridas producidas tras la “fortuita” caída de una viga sobre su cabeza.

Mas Cyrano de Bergerac aquí en la Biblioteca CRAI

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: