Archivo | 21:33

Víctor Hugo, líder del romanticismo francés

26 Feb

Cualquier excusa es buena para conocer un poco más a los grandes autores de la literatura universal y hoy nos sirve que un 26 de febrero de 1802 nació el novelista, dramaturgo y poeta Víctor Hugo en Besanzón. Quizás el más importante de los románticos franceses.

Era Hijo de General, el menor de tres escritores. Pasó parte de su Infancia en París y en 1811, acompañando a su padre durante la ocupación francesa de España, se instaló en Madrid durante dos años tras los que volverá a París con su madre (divorciada de su padre por su romance con el que le daría nombre al dramaturgo francés además de apadrinarle, el general Víctor Lahorie), a la que perdería pocos años después.

Su vida fue muy dramática, el divorcio de sus padres, la perdida temprana de su madre, en un futuro de cuatro de sus cinco hijos, la esquizofrenia de su hermano, desencadenada posiblemente por el matrimonio de Víctor Hugo con la mujer que este amaba, infidelidades, el exilio… Todos estos hechos marcarían los argumentos de sus relatos.

20160226_212124Desde muy pequeño quiso dedicarse al mundo de las letras, vocación que su familia apoyó con entusiasmo. Los prematuros premios que fue recibiendo denotaban lo acertado de esta decisión. En 1819 funda, con sus hermanos, la revista Le Conservateur littéraire. Publica en 1822 Odas y Poesías diversas que cosecha un enorme éxito y por el que consigue hasta una remuneración de manos del rey.

Tras la tibia acogida de Han de Islandia (1923) llega Cromwell (1927) la obra que sentó las bases de su liderazgo en el romanticismo francés, en la que rompe la concepción aristotélica del cuerpo y la mente y aboga por la libertad en el arte. Comienza una fructífera creación literaria de poesía, novela y sobre todo dramaturgia. A esta última la alejaría de los cánones clásicos junto con el resto de románticos que le seguían.

En 1846 aparece su primer discurso, en una etapa caracterizada por la ausencia de publicaciones literarias (aunque no deja de escribir), y por un marcado carácter político que le llevará a ocupar cargos de cierta relevancia e ideología de un extremo a otro, hasta que en 1951 y tras el golpe de estado de Napoleón III se exilia. Comienzan años difíciles para el literato francés que, sin embargo, reactivarán la publicación de nuevas obras destacando la aparición de una de sus novelas más conocidas hoy en día, Los miserables (1962). No volverá al país hasta 1870 tras la caída del régimen napoleónico retomando su actividad política con cargos públicos, que finalmente y desencantado, abandonará.

La obra de Víctor Hugo es amplia y ha supuesto una importante influencia para grandes autores posteriores. Su poesía es comprometida, lírica y épica, su novela popular y en su teatro destaca el drama romántico. En sus discursos criticó la pena de muerte, y abogó por la educación, los derechos de las mujeres, y por Europa. Además redactó crónicas de viaje y epistolarios.

Víctor Hugo, muy valorado en su época, llevó a cabo cambios que derivaron en una renovación lírica y teatral.

En 1885 murió. A su funeral asistieron más de dos millones de personas, y fue enterrado en el Panteón de París junto con otras figuras fundamentales del país.

Consulta las obras de Víctor Hugo aquí, en el catálogo de recursos Descubre.

Encuentra más información en la web de la Biblioteca CRAI
Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: