Ramón Llul, 700 años de difusión mediante los libros

15 Feb

El Museo de la Biblioteca Nacional de España (BNE) conmemora los setecientos años de la muerte del filósofo y teólogo Ramón Llull (1232-1316) con la exposición “Escribir un libro, el mejor del mundo, 700 años de Ramón Llull en la BNE” en la que podremos disfrutar de algunos escritos sobre y del autor, como la obra enciclopédica El árbol de las ciencias en la que describe hasta catorce ciencias principales y dos auxiliares, siendo cada una de ellas, representadas por un árbol.

La primera parte de la exposición nos explica la vida del filósofo y los hechos fundamentales de la misma, desde su primera etapa como poeta anterior a su conversión hasta su entrega a la fe y la ciencia. La segunda parte está dedicada a la mística como medio de entendimiento de la ciencia y la religión. En tercer lugar podremos disfrutar de fondos dedicados a su faceta científica. Después se exponen obras que relacionan al autor de Palma con la medicina y la alquimia. Por último, la exposición se centra en cómo evolucionó la figura de Llul tras su desaparición. Toda una colección de ejemplares del autor o relacionados con él.

Mañana, 16 de febrero de 2016, coincidiendo con la inauguración de la muestra se celebrará a las 19 horas en el salón de actos la conferencia “Escribir el mejor libro del mundo: Ramón Llull, maestro en la producción y distribución de libros” ofrecida por el comisario de la exposición, doctor en filosofía y especialista en Filosofía Antigua y Medieval, Antonio Bordoy que nos desvelará las facetas más interesantes de los escritos del filósofo medieval.

Ramón Llul

El Arte era el centro en torno al que gravitaba toda la obra de Llul. Arte entendido como el sistema o habilidad para resolver o plantear las preguntas. Según se tratara una u otra disciplina existía un arte. El mallorquín desarrolló uno, un sistema que era utilizado para aclarar cualquier cuestión fura cual fuera su ámbito de conocimiento.

El fin de sus obras era llegar al mayor número posible de personas, por ello escribió en latín (la lengua de la ciencia en la época), catalán (su lengua natal) y árabe (el lenguaje de aquellos a los que quería convertir) usando el tratado, la novela, la alegoría, el sermón, diálogos e incluso la poesía. Además escribió infinitud de libros a autoridades y personajes, entre los que se encuentran reyes, nobles y papas.

Para Ramón Llul el libro fue un instrumento de transmisión de sus proyectos religiosos, científicos, políticos y sociales, la palabra escrita era la herramienta imprescindible para que perduraran en el tiempo y así poder ser continuados por otros. Fruto de ello son los más de doscientos títulos que dejó, cada uno de ellos con una función concreta relacionada con sus acciones. Dado que su mayor inquietud a la hora de redactar estos textos era la difusión, a su muerte había organizado sus obras en tres bibliotecas repartidas entre Paris, Italia y Mallorca desde las que se llevarían a cabo copias que posteriormente se extenderían por otros lugares.

Para más información, visita la página de la exposición.

Consulta los fondos relacionados con las Ramón Llul en el catálogo de recursos Descubre.

Encuentra más información en la web de la Biblioteca CRAI.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: