Yo Unamuno, los manuscritos del escritor en la Biblioteca Nacional de España

8 Jun

“Yo soy yo, como cada quisque, género aparte. Y mi progreso consiste en unamunizarme cada vez más”. En 1896 Miguel de Unamuno le dirigió estas palabras a su amigo el crítico literario Francisco Fernández Villegas. En 1898 escribe La Esfinge, obra que en un principio pensó titular Yo, yo y yo. Estos ejemplos muestran algunos de los motivos por los que el escritor se granjeo la fama de ególatra y el hecho por el cual ha recibido su nombre la exposición de cartas autógrafas guardadas en la Biblioteca Nacional de España (BNE).

El escritor bilbaino tenía treinta y tantos años y ocupaba una catedra de Griego en la Universidad de Salamanca cuando pronunció estas palabras. Aun así deseaba destacar y hacerse un hueco entre los literatos de la capital.

Con el tiempo el yo toma cada vez más protagonismo en su obra, el yo que escribe y su relación con el yo que lee. Este hecho alcanza su máxima expresión a la hora de redactar las cartas, pudiendo volcar ese personalismo de una manera más clara.

Unamuno hablaba de cuatro yo: el que los demás creen que somos, el que pretendemos que los demás crean que somos, el que pensamos que somos, y el que de verdad somos.

La obsesión que tenía con la identidad está acompañada e interrelacionada con la de la de la mortalidad del ser. Una de las obras más destacadas en este sentido es San Manuel Bueno Martir al igual que Don Sandalio, jugador de ajedrez.

unamuno

El gran epistolario que redactó muestra la importancia que daba a la opinión que tuvieran los demás intelectuales sobre él. Aficionado a entablar complejas discusiones llegaba a hacerlo consigo mismo en lo que llamaba monodiálogos o autodiálogos.

Cabe destacar el manuscrito De Fuerteventura a París: diario íntimo de confinamiento y destierro vertido en sonetos (1924-1925). Esta autografiado y contiene correcciones a lo largo de 117 páginas. Aúna literatura y narración de la vida personal.

Podremos contemplar un ejemplar autografiado de la obra de teatro El Otro, que fue escrita en un cuaderno de colegial francés; un manuscrito del drama en tres actos El pasado que vuelve, el mismo que envió al editor alemán Haberer Helasco; el fragmento de un ensayo y una poesía autógrafa.

Esta exposición se inaugura mañana y estará abierta al público hasta el 20 de septiembre de 2015 en la Sala de las Musas de la BNE.

Accede a la Obra de Miguel de Unamuno aquí, en la Biblioteca CRAI

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: